Neuromarketing. Cómo elegir el partner adecuado.

LA NUEVA ERA DEL NEURO

A todos nos interesaría saber cómo elegir la empresa con quien trabajar para mejorar tu tienda online y qué aspectos hay que considerar para tomar la decisión más adecuada. Porque desde hace ya algún tiempo, estamos bombardeados por conceptos nuevos como “neuromarketing”, “neuroaprendizaje”, “neuroretail”, “neuromanagement”, “neuroeconomía”… Y en todos ello subyace un concepto. El hecho de poder medir las respuestas más inconscientes del ser humano nos puede aportar una información que complementa y enriquece el conocimiento que tenemos de nuestro cliente y entender mucho mejor los procesos internos que nos llevan a tomar ciertas decisiones. Y evidentemente este tipo de información puede resultar muy útil en divisiones de las compañías como el marketing, retail y el management.

Pero la cuestión importante cuando aparece una nueva innovación es ¿saben las empresas cómo integrar ese nuevo conocimiento en sus procesos de negocio? Mi respuesta como científico experto en Consumer Neuroscience y fundador de una empresa basada en Neurociencia aplicada a negocios, es que las empresas no saben aún cómo integrar la neurociencia en sus compañías.

¿POR QUÉ?

Por varios motivos:

  • Porque hemos saturado el mercado con muchas soluciones potenciales de negocio poco enfocadas a las verdaderas necesidades de nuestros clientes.
  • Porque en esta ola del “neuromarketing” se han apuntado muchas empresas y oportunistas sin la formación y conocimientos adecuados para ofrecer estos servicios que en algunos casos han consensuado el concepto como mero reclamo para sus clientes.

Esto ha llevado a una mala interpretación de las marcas del cómo, cuándo y con quién usar estas técnicas. En nuestro grupo Consumer Behaviour Research de la Universidad Politécnica de Valencia hemos recibido a muchas empresas en estos años interesadas por el Neuromarketing y hemos escuchado frases como estas:

  • “…¿Poniendo estos sensores me dirás qué tengo qué decir a mis consumidores no?…”
  • “…¿Me podrás decir cuánto dinero ganaré con esta nueva campaña?…”
  • “…A mi me han dicho que si me compro estos equipos puedo montarme mi laboratorio de Neuromarketing…”
  • “…¿Y esto podría estar listo en unos días no?”

Antes estas frases mal planteadas de inicio, solo nos quedan reflexionar y tratar de ayudar a las marcas a que realmente puedan entender y aplicar con beneficios claros la aplicación de la neurociencia en su negocio.

 

¿CON QUIEN?

La frase “el hábito no hace al monje” es perfecta para definir este caso. Al igual que el bisturí no hace el cirujano, tampoco el ponernos una bata blanca y comprar una serie de equipos de medida fisiológica nos hace expertos en Neuromarketing.

1. Formación académica

Lo primero que debemos exigir a las empresas con las que vayamos a trabajar en estos campos es que nos digan cuál es su formación académica y su preparación para ser aptos en la oferta de estos servicios. A falta de una estandarización y certificación, que creo será necesaria en breve para asegurar el éxito del sector, debemos, como cliente, ser muy estrictos en pedir estos datos a las empresas que se acerquen a nosotros ofreciéndonos este tipo de servicios.

2. Staff

Un buen punto de partida es ver los currículums académicos del staff de la compañía y si sus orígenes provienen de la universidad como es nuestro caso. En QUATECHNION todo nuestro staff en el área de «Neuroweb», provienen del mundo académico relacionado con el Neuromarketing y en la mayoría de los casos finalizando con un doctorado, que como en mi caso me llevó durante 4 años a investigar en cómo medir la variabilidad cardíaca.

3. Publicaciones

Otro aspecto importante en el que nos podemos guiar es solicitar a la compañía si tiene trabajos científicos publicados en revistas o congresos de impacto en “Consumer Neuroscience”. Cuando hablamos de aplicar Neuromarketing a mi empresa, estamos hablando de aplicar una rama de la ciencia que está en sus orígenes (eclosiona en este siglo) y que hasta ahora ha tenido más investigación que transferencia a las empresas. Por eso, es importante que trabajemos con empresas y personas que vengan de la ciencia y sigan estando relacionadas con la investigación. Porque ello nos asegurará que aplicarán los criterios de rigurosidad y evidencia científica en los servicios que nos ofrecen.

4. Enfoque

También será importante, detectar si la empresa ha focalizado su esfuerzo en determinados servicios o sectores. Dudemos de las compañías que dicen que hacen de todo en Neuromarketing. El futuro del sector radica en la especialización. No existe un enfoque único para todos los problemas que una marca puede tener, y esto debe obligar a las empresas que ofrecen estos servicios a entender que cada negocio tiene desafíos únicos y necesidades de investigación únicas. Por este motivo en Quatechnion nos hemos especializado en aplicar la neurociencia en soluciones de e-commerce a través de nuestro servicio «Neuroweb».

5. Casos de éxito

Y por último, es importante también, solicitar casos de uso o ejemplos donde ya hayan trabajado con éxito con otras compañías. En este caso, no sólo porque esto certificará la profesionalidad de la empresa, sino porque nos aportará insights de acerca de “cómo” otras empresas ya han aplicado la neurociencia a su negocio, aspecto que trataremos en mayor profundidad en los siguientes posts donde hablaremos de “cómo” y “cuándo” es acertado aplicar la neurociencia.

La aplicación de la Neurociencia combinada con otras innovaciones como la Inteligencia Artificial van a suponer una REVOLUCIÓN en el campo de las empresas en lo que se ha llamado “Innovación Cognitiva” pero sólo supondrá un éxito para nuestra compañía si sabemos elegir bien con quién queremos comenzar este camino.

Referencias.