Eye Tracking. Cómo se comportan nuestros ojos.

“Eye Tracking”  es una técnica de investigación científica que se centra en la medición del movimiento ocular orientada a entender su comportamiento y reacción ante determinados estímulos.

¿Qué es “Eye Tracking”?

En términos generales, el seguimiento ocular es la medida de la actividad ocular. ¿Donde miramos? ¿Qué ignoramos? ¿Cuándo parpadeamos? ¿Cómo reacciona la pupila a diferentes estímulos? El concepto es básico, pero el proceso y la interpretación pueden ser bastante complejos.

¿En qué consiste la tecnología “Eye Tracking”?

Los datos de seguimiento ocular se recopilan utilizando un “rastreador ocular” remoto o montado en la cabeza conectado a un ordenador. Si bien hay muchos tipos diferentes de rastreadores oculares no intrusivos, generalmente incluyen dos componentes comunes: una fuente de luz y una cámara. La fuente de luz (generalmente infrarroja) se dirige hacia el ojo. La cámara rastrea el reflejo de la fuente de luz junto con las características oculares visibles, como la pupila.

Estos datos se utilizan para extrapolar la rotación del ojo y, en última instancia, la dirección de la mirada. El rastreador ocular también detecta información adicional, como la frecuencia de parpadeo y los cambios en el diámetro de la pupila. Los datos agregados se escriben en un archivo que es compatible con el software de análisis de seguimiento ocular, como EyeWorks o iMotions. Actualmente, una de las tecnologías de mayor uso por su bajo índice intrusivo son los monitores de la firma Tobii. De hecho, la utilización de este tipo de equipos no difiere de una navegación convencional.

 

 

¿Qué información aporta la tecnología “Eye Tracking”?

  • Dónde mira el sujeto.
  • Cuáles son los puntos de atención en cada momento.
  • Estado de ánimo de la persona durante la visualización.
  • La eficacia de la propuesta visual.
  • Localización de áreas calientes y frías de atención visual.

¿Para qué podemos utilizar esta información en el diseño de una página web o E-commerce?

  • Optimizar la propuesta de diseño online.
  • Mejorar la estructura de contenidos.
  • Racionalizar la experiencia de navegación.
  • Optimizar las acciones promocionales.
  • Mejorar los procesos y embudos de compra.
  • Reforzar nuestro Branding e imagen de marca.

 

 

La aplicación de la tecnología “Eye Tracking” a la metodología de estudio en el ámbito de la Neurociencia no tiene sentido sin su combinación junto a otras técnicas como la Respuesta Galvánica de la Piel (GSR), la Electroencefalografía (EEG) o el Reconocimiento Facial (FC).

El uso de todas estos métodos de estudio nos permitirán establecer unos perfiles de usuarios y unos patrones de comportamiento que ayudarán a formular una propuesta online coherente y optimizada.

Si quieres conocer con detalle como en Quatechnion usamos todas estas técnicas para conseguir una propuesta online potente y viable no dudes en visitar nuestra web. Podrás ver vídeos muy interesantes de nuestro proceso científico.

En próximos posts te iremos desvelando todos los secretos de nuestros métodos de Neuroevaluación aplicados a contenidos online.